Diccionario online de las plantas medicinales

 

 

Plantasnet

Diccionario   online   de   las   plantas   medicinales


Busqueda personalizada
Propiedades y usos del balsamo
Balsamo - Saxifraga geranoides

Balsamo

El balsamo es una planta herbacea que se ramifica copiosamente en la base y forma cespedes flojos, la mayor parte de las veces de grandes dimensiones, con las hojas tiesas, viscosas, mas viejas las inferiores y erguidas las superiores, todas ellas sostenidas por un largo rabillo.

El tallo alcanza los 20 cm. de altura y las flores se disponen en ramilletes terminales, con unas cuantas flores blancas de agradable aspecto, sostenidas por cabillos tan largos como ellas. Se cria en las rocas calcareas.
El balsamo florece en primavera. De la recoleccion con fines medicinales interesa la planta entera. Se debe recoger cuando se encuentre florida, ya que es en este momento cuando mayor concentracion en principios activos tiene. Una vez arrancada de su habitat natural, se pone a secar a la sombra o en secadero, a temperaturas inferiores a los 30 º C.
La composicion quimica de esta planta se desconoce por completo. Se sabe que en medicina popular -tanto en Cataluña como en la provincia de Aragon- se utiliza principalmente como vulneraria, es decir, para curar llagas, heridas, etc. Tambien se sabe que cuenta con ciertas propiedades cicatrizantes y astringentes, aunque estas ultimas virtudes son menos conocidas.  Los grandes autores de la antigüedad no hablan en absoluto del balsamo en sus escritos; se supone que o bien la ignoraron o bien esta hierba fue confundida con otra parecida. Tan solo en algun escrito se menciona la planta como eficaz remedio para sanar llagas y heridas, pero sin darle demasiada publicidad. En cualquier caso, esta hierba esta recogida como parte de nuestra extensa flora medicinal, aunque sin duda existen mejores ejemplares con los que poder combatir las muchas dolencias que nos aquejan.
Como siempre que tratamos algun remedio, no debemos olvidar que el consejo del personal especializado debe tenerse siempre en cuenta a fin de evitar posibles efectos secundarios.

Untura: Con aceite de oliva y un buen puñado de balsamo, en una botella bien tapada se prepara una untura muy apreciada que se deja en maceracion durante cuarenta dias. Se recomienda en este caso partir de la planta fresca para aprovecharla al maximo. La forma de utilizacion es bien sencilla: se untan directamente llagas y heridas con este preparado, cubriendolas posteriormente con una gasa limpia.

Asimismo se pueden preparar diversos aguardientes u otros sencillos preparados de suaves efectos.


        

Copyright © Pedro Montero 2011. All Rights Reserved.
Diseño del Logo © Vanessa Montero.